Lucarius: Breath of the Wild

Ha llegado el día. El título de “Mejor juego de la historia” ha encontrado un nuevo dueño. Tranquilos que no ha muerto nadie para ocupar el Trono de Hierro. Ha sido una transición suave que se ha ido forjando a lo largo de 19 largos años. Al final ha sido un salto de generación, una evolución natural, un cambio de padre a hijo: The Legend of Zelda: Ocarina of Time ha sido superado por la nueva epopeya de Nintendo. Tenemos nuevo título bañado en oro al que adorar: The Legend of Zelda: Breath of The Wild.

Sigue leyendo “Lucarius: Breath of the Wild”

Home Souls 3

¡Piedra Pómez ha evolucionado! Hace unos meses era un gracioso Caterpie que luchaba contra todo pronóstico contra la fuerza de la gravedad. Se arrastraba por el suelo unos centímetros, te sonreía y volvía a comenzar el ritual. Poco después, se transformó en un poderoso Metapod. Con un atlético movimiento de aerobic giraba sobre sí mismo para sentarse y se quedaba horas en esa posición mirando al infinito divagando acerca de su complicada existencia.

Sigue leyendo “Home Souls 3”

Bienvenido a la Liga de la Justicia

¡Y volvemos! Sé que han pasado varios meses sin contenido, pero entre unas cosas y otras me ha sido imposible ponerme a escribir. No voy a echar la culpa a Piedra Pómez – ¡solo faltaría! -, pero entre la creación de pociones de salud, nanas de Zelda y mini juegos a lo Mario Party, el tiempo que te queda es prácticamente nulo. Para conseguirlo todo y además tener un rato para escribir habría que ser un superhéroe.

Sigue leyendo “Bienvenido a la Liga de la Justicia”

Capítulo 1. De Vader a DadVader

El 2 de marzo del año pasado fue, sin lugar a dudas, el día más feliz de mi vida. Fue mejor que acabarme el Dark Souls 2. Superó incluso a la sensación de acabar Scholar of the First Sin, el DLC del maldito juego, tras horas de sufrimiento y muerte. Voy incluso a más: la alegría fue aún más grande que cuando, tras meses de espera con las entradas compradas, por fin pude ver El Despertar de la Fuerza en diciembre.

Sigue leyendo “Capítulo 1. De Vader a DadVader”

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑