Cooking Vader

La alimentación es crucial. Sobre todo si queremos llevar a nuestra Piedra a una convención de Star Wars como un pequeño Jabba el Hut sin necesidad de disfrazarle.

El problema es que el asunto no es tan sencillo como parece. Piedra Pómez no es Mario, que se come una seta y ya es capaz de destruir bloques de piedra con los puños. Tampoco es un miembro de las tortugas ninja, que tras un par de pizzas de pepperoni salen a luchar contra Shredder y sus secuaces al ritmo de ¡Cowabunga!

No. Por ahora, Piedra Pómez, es unidiente y a pesar de su carisma y capacidad actoral, tengo claro que no sería capaz de protagonizar Tiburón. Aunque conozco a varias personas capaces de enfundarse el disfraz del “terror de los mares” con tal de hincarle el diente a Lucarius.

Ahora mismo, no puede zamparse un gigantesco plato de carne como Luffy, pero en una competición entre el del sombrero de paja, Goku y Piedra Pómez tengo claro que, por lo menos, habría un empate. Es cierto que su alimentación se restringe a pocas cosas, pero la variedad de productos supera ampliamente al inventario de Geralt de la Rivia. Hay que ser un auténtico chef para no perderse nada y acertar con lo que le toca devorar a Lucarius. Suerte que fui un experto con Cooking Mama en mis años mozos. Si no, estaría completamente perdido.

  1. Biberón Konami: Más complicados que las combinaciones de botones de los juegos clásicos. Por lo menos, si fallabas con la secuencia no ocurría nada. Aquí te juegas el todo por el todo. Cacitos de leche variable dependiendo de la hora del día, agua que sube o baja en función de cuantos meses tiene la piedra, complementos con o sin gluten… Menos mal que trae tutorial como todo buen videojuego moderno, si no, darle de comer sería más difícil que encontrar balas en el modo superviviente de The Last of Us. Al menos, tengo claro que estos se los come al despertar y al acostarse para dormir.
  2. Grageas Bertie Bott de todos los sabores: La hora de la comida se convierte en un verdadero festín más mágico que los desayunos que se metía Harry Potter entre pecho y espalda en el Gran Comedor. Lo que tengo claro es que un muggle no sería capaz de darle de comer. Es necesario tener un master de Transformación en Hogwarts impartido por la profesora McGonagall para que Piedra Pómez piense que lo que le viene a la boca es un X-Wing en vez de una cuchara asesina. Además, contamos con 700 sabores diferentes a cada cual más curioso. Tranquilos, no hay ninguno con sabor a vómito.
  3. Pociones Lon Lon Ranch: ¡La hora de las vitaminas! La fruta es fundamental para aumentar las defensas y limpiar el estómago y que mejor que acudir a los expertos en estos manjares. La granja Lon Lon situada en la pradera de Hyrule, cerca del castillo de la princesa Zelda ha diversificado su producto y ya no solo importa leche a los mercados internacionales. El aumento de la barra de magia o estamina, la recuperación de energía o el incremento de salud al más puro estilo Link al recuperar corazones, son solo algunas de sus bondades.
  4. Pancificador: ¿Vuestro hijo está intranquilo al veros comer? ¡No os preocupéis! Cualquier tentempié es válido para que se quede tranquilo y a gusto en su Halcón Milenario esperando a que vosotros terminéis vuestro plato. Un cuscurro de pan, un trozo de patata o algo similar logrará distraerle mientras pasea el alimento por su boca e intenta triturarlo con su unidiente. Eso sí, prestarle atención para que no le pase nada.

¿Cómo lleváis vosotros la alimentación de vuestras piedras?

Cooking Vader

Home Souls 3

¡Piedra Pómez ha evolucionado! Hace unos meses era un gracioso Caterpie que luchaba contra todo pronóstico contra la fuerza de la gravedad. Se arrastraba por el suelo unos centímetros, te sonreía y volvía a comenzar el ritual. Poco después, se transformó en un poderoso Metapod. Con un atlético movimiento de aerobic giraba sobre sí mismo para sentarse y se quedaba horas en esa posición mirando al infinito divagando acerca de su complicada existencia.

Ahora todo ha cambiado. Ha roto el cascarón y se ha convertido en un hermoso Butterflee que no vuela porque le faltan las alas. Ahora todo empezará a ser más divertido, pensé para mis adentros. Divertido para él, me corregí tras apartarle del mismo enchufe al que se dirigía con la mayor ilusión del mundo tras 700 intentos.

Seguir leyendo “Home Souls 3”

Home Souls 3

Bienvenido a la Liga de la Justicia

07-14-16 Bienvenido a la Liga de la Justicia

¡Y volvemos! Sé que han pasado varios meses sin contenido, pero entre unas cosas y otras me ha sido imposible ponerme a escribir. No voy a echar la culpa a Piedra Pómez – ¡solo faltaría! -, pero entre la creación de pociones de salud, nanas de Zelda y mini juegos a lo Mario Party, el tiempo que te queda es prácticamente nulo. Para conseguirlo todo y además tener un rato para escribir habría que ser un superhéroe.

Un momento… ¡pues claro! ¿Quién no daría toda su bolsa de rupias por pasar un día siendo Hulk y así poder cargar con todos los enseres de Lucarius sin problema? ¿Quién no sacaría todos sus ahorros de Gringotts por convertirse en Spiderman y apartar los peligros cercanos a Piedra Pómez con su lanzaredes? Se me hace la boca agua de solo pensarlo…

Seguir leyendo “Bienvenido a la Liga de la Justicia”

Bienvenido a la Liga de la Justicia

Capítulo 1. De Vader a DadVader

03-03-2016 Capítulo 1. De Vader a DadVader

El 2 de marzo del año pasado fue, sin lugar a dudas, el día más feliz de mi vida. Fue mejor que acabarme el Dark Souls 2. Superó incluso a la sensación de acabar Scholar of the First Sin, el DLC del maldito juego, tras horas de sufrimiento y muerte. Voy incluso a más: la alegría fue aún más grande que cuando, tras meses de espera con las entradas compradas, por fin pude ver El Despertar de la Fuerza en diciembre.

¿De qué estoy hablando? Pues ese día MomVader se convirtió en Roca Madre y yo dejé de ser Bruce Wayne para ser Batman. Pasé de ser Clark Kent a Superman. Me convertí de Vader… a DadVader. Ese 2 de marzo dejamos de ser tan solo dos. Piedra Pómez estaba en camino. Seguir leyendo “Capítulo 1. De Vader a DadVader”

Capítulo 1. De Vader a DadVader

Las locas aventuras de Yoshi y Baby Lucarius

29-02-2016Las locas aventuras

Hay veces que me siento como un gracioso porteador. Mi pequeña Piedra Pómez no siempre quiere estar tumbado o sentado en el sillón viendo como derroto al Mártir Logarius en Bloodborne. Ahora necesita otros estímulos diferentes que requieren de brazos, piernas, movimientos y mucha más atención que la que podemos echarle al Lemmings para que ninguno de ellos se caiga por un precipicio.

La verdad es que le he encontrado el gusto a cargarlo de un lado para otro. Me imagino siendo Yoshi recorriendo el Reino Champiñón junto a Baby Lucarius. Me creo Ico aventurándome, de la mano, con Piedra Pómez por los desafíos que presenta el castillo. Me siento como Link y Zelda en su preciosa aventura a bordo del tren de Spirit Tracks… En fin, una pasada.

Seguir leyendo “Las locas aventuras de Yoshi y Baby Lucarius”

Las locas aventuras de Yoshi y Baby Lucarius

Llanto Ñe

28-02-2016 Llanto Ñe

Piedra Pómez es asombroso. Hace unas semanas descubrí que había inventado un ingenioso sistema para comunicarse conmigo, el bebélficoY ahora asisto atónito a otra muestra de poderío mental digna de elogio.

Me pasó exactamente lo mismo que cuando Lucarius trataba de hablarme. Pensaba que se trataba de meros ruiditos que emitía sin ningún tipo de criterio. Tonto de mí. Tropezar dos veces con la misma piedra… Espero que no me vuelva a pasar.

Seguir leyendo “Llanto Ñe”

Llanto Ñe

MomVader

dav

He estado enfermo. Sí. Por ese motivo no he podido escribir nada en el blog y el tema ha sido bastante serio. No, tranquilos, no os asustéis. Luché contra el Balrog en el hospital durante cinco días, caí por el negro abismo gastrointestinal de Moria y resurgí como DadVader el Blanco, con nuevas energías, para seguir esta pequeña aventura que tengo aquí montada.

Durante esos días en cama, pude relajarme con varias de mis tareas favoritas: sumergirme en un buen libro de fantasía, tragarme la odisea de Frodo a Mordor en modo maratón y echarle unas horas a descubrir el secreto de la Espada Monado en la Nintendo 3DS.

También tuve tiempo para darle un par de vueltas a ese libro que tengo en mente escribir desde hace unos años, descansar, relajarme y… un momento… ¿No me estoy olvidando de algo? ¿Qué pasa con Piedra Pómez?

Seguir leyendo “MomVader”

MomVader