Home Souls 3

¡Piedra Pómez ha evolucionado! Hace unos meses era un gracioso Caterpie que luchaba contra todo pronóstico contra la fuerza de la gravedad. Se arrastraba por el suelo unos centímetros, te sonreía y volvía a comenzar el ritual. Poco después, se transformó en un poderoso Metapod. Con un atlético movimiento de aerobic giraba sobre sí mismo para sentarse y se quedaba horas en esa posición mirando al infinito divagando acerca de su complicada existencia.

Ahora todo ha cambiado. Ha roto el cascarón y se ha convertido en un hermoso Butterflee que no vuela porque le faltan las alas. Ahora todo empezará a ser más divertido, pensé para mis adentros. Divertido para él, me corregí tras apartarle del mismo enchufe al que se dirigía con la mayor ilusión del mundo tras 700 intentos.

Tenerle controlado es más difícil que pasarse el maldito Dark Souls 3 con los ojos vendados y con la espada rota que consigues al principio de la historia. Un momento… ¡tengo mi propio videojuego de realidad virtual en casa y no me había dado cuenta! Ni PlayStation VR, ni Pokémon GO, ni chorradas. Os presento el videojuego definitivo con un protagonista que derrocha más carisma que Nathan Drake: Lucarius ‘Piedra Pómez’ os da la bienvenida a Home Souls 3.

  1. Tutorial: Como todo buen videojuego moderno no puede faltar un rápido y cómodo tutorial para aprender los controles básicos. Con la apartamos a Lucarius de cualquier peligro cercano. Con O activamos los power-ups que conseguimos tras superar algunas quest del juego. Con el botón cuadrado soltamos frases para advertir a nuestro pequeño del peligro al que se acerca (no sirve de mucho, pero nos da unos segundos para pulsar y no perder puntos para el bonus). Con triángulo activamos el modo relajado tan de moda en estos tiempos, pero no lo recomiendo para papás con ganas de marcha. Por último, si pulsamos R2+L2 activamos un poder especial que ralentiza el tiempo unos segundos y hace desaparecer los peligros cercanos al momento. ¡Cuidado! Ya que solo tenemos uno por partida y no es aconsejable desaprovecharlo. Cabe destacar que el botón Start no sirve absolutamente para nada. Es uno de esos juegos que no se puede pausar.
  2. ArcadePor ahora, a la espera de futuros DLC, obviamente de pago, Home Souls 3 cuenta con un desafiante modo de juego con un único grado de dificultad: Pesadilla. Dependiendo de dónde juguéis, contaréis con diversos escenarios para vuestra partida. En mi caso, el juego varía entre un sofá desde el que se atisba un terrorífico río de lava y el suelo del salón en donde los peligros acechan en cada esquina. El objetivo es conseguir el mayor número de puntos posibles. Lógicamente, contamos con una sola vida. El grado de dificultad debe hacer honor a su nombre.
  3. Power-ups: Por cada peligro repelido obtenemos 100 puntos y cada vez que conseguimos 1.000 obtenemos un power-up para hacer la partida un poco más sencilla. Los hay de todo tipo: desde juguetes que llamen su atención y nos permitan conseguir un tiempo de oro para apartar peligros cercanos o el deseado Biberón Konami que nos otorga unos 10 minutos de paz.
  4. Quest: Como todo modo arcade que se precie, el título cuenta con misiones de todo tipo que nos otorgan objetos y potenciadores de cualquier índole. “Consigue más de 100.000 puntos”, “Evita dos peligros a la vez” o “Distrae a tu Piedra un mínimo de 5 minutos”, son solo algunas pruebas que trae el juego.
  5. Trofeos: No puedo evitar sumarme a la moda de los coleccionables y ofrecer diferentes premios para presumir ante los demás papás de lo conseguido. Os cito algunos: “Río de lavajajaja” (consigue que tu Piedra esté en el sofá más de 10 minutos sin prestar atención al precipicio con vistas) o “¡Enchufado!” (Piedra Pómez ha visto tres enchufes pero ha pasado de ellos). Conseguir el Platino os llevará horas de diversión. ¡Os lo aseguro!
  6. Cheats: Como si de un clásico de NES se tratase, tenemos algunas combinaciones de botones que activan varios trucos para hacer el juego más sencillo. Podremos activar el “modo cuna”, el “paseo Milenario” “Juego de tronos” donde dejaremos de lado los peligros para poder descansar un rato.

¿Qué os parece el juego? ¿Con ganas de probarlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: