SuperDad…Vader

Ser el primero en algo es sin duda un gran privilegio, pero también una enorme responsabilidad. Me remito a las palabras de uno de los tipos más sabios del mundo: el tío Ben. “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Es cierto que al principio todo son ayudas, favores, regalos y un sinfín de extras que son más vigorizantes que un plásmido de Bioshock, pero al final del día nos quedamos solos. Nos convertimos en justicieros del día y de la noche por todas las necesidades que tiene Lucarius. En cierto sentido, mola bastante: puedo sentirme Batman por la noche acabando con todos los espantapájaros que quieren hacerle algún mal a Pómez, o como Spiderman durante el día teniendo mi sentido arácnido alerta ante cualquier situación peligrosa.

Lo que tengo claro es que una vez te conviertes en padre, toda tu vida anterior se diluye. No, más bien se transforma en algo completamente diferente. Es como cuando Peter Parker decide convertirse en el Hombre Araña. Llevar el traje es una enorme responsabilidad y sabe que si decide aceptar ese trabajo, no podrá llevar la vida de ensueño que tenía pensada con Mary Jane.

Es cierto que hay grupos como los X-Men, Los Vengadores o La Liga de la Justicia que comparten contigo una responsabilidad similar, pero cuando eres el primer héroe del barrio debes combatir en soledad contra todos los enemigos.

Todo el mundo ama a los superhéroes y a sus hazañas. ¿Quién no ha dado las gracias a Superman cuando salva a alguien? En este caso no es un pájaro, ni un avión y no, tampoco es el Hombre de Acero. Es simplemente DadVader y Lucarius. Uno, un héroe por aceptar con valentía la aventura. El otro, una fantástica Piedra que cada día realiza una poderosa hazaña. El tema es que una vez el héroe vuelve a la cabina de teléfono para volver a ser Clark Kent, la hazaña ha sido olvidada y todo el mundo vuelve a sus cotidianas vidas.

Os hago las siguientes preguntas:

  1. ¿Acaso Peter Parker puede irse de viaje a la playa para tomarse unas merecidas vacaciones con Mary Jane? Nueva York podría quedar desprotegida y lo cierto es que en la costa no hay sitios donde pueda usar su lanzaredes. Seguro que le sentaría fatal.
  2. ¿Puede Bruce Wayne tomarse una noche tranquila sin perseguir maleantes? ¿Ghotam sin su Caballero Oscuro? Ya sabéis la respuesta.
  3. ¿Qué hacen las Tortugas Ninja cuando se están tomando una pizza tan tranquilamente y Shredder aparece para poner el mundo patas arriba?

¿Es acaso esto una molestia? En absoluto. Decidí ir a la tienda de disfraces una vez supe que Roca Madre me dijo que estaba embarazada. Alquilé un traje durante esos nueve meses y cuando nació Lucarius, zurcí, con mis propias manos, mis ropajes de superhéroe. Somos la familia Wayne: Batman, Robin y BatGirl y aunque tenga que hacer frente a mi Bane personal, lo haré sin ningún tipo de miedo ante la situación.

Mi vida ha cambiado radicalmente, pero acepto el traje con orgullo y de nuevo recordando a mi viejo amigo Ben: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. ¿Se echa de menos la antigua vida por todo lo que se deja atrás? Por supuesto, pero Barbara Gordon fue una chica de la policía antes de convertirse en BatGirl, Hal Jordan fue un simple piloto antes de aceptar el Anillo… Al final, sé que formaré a mi propio grupo de Avengers con el tiempo y les enseñaré como convertirse en auténticos superhéroes para acabar con cualquier villano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: