Lucarius: Breath of the Wild

Ha llegado el día. El título de “Mejor juego de la historia” ha encontrado un nuevo dueño. Tranquilos que no ha muerto nadie para ocupar el Trono de Hierro. Ha sido una transición suave que se ha ido forjando a lo largo de 19 largos años. Al final ha sido un salto de generación, una evolución natural, un cambio de padre a hijo: The Legend of Zelda: Ocarina of Time ha sido superado por la nueva epopeya de Nintendo. Tenemos nuevo título bañado en oro al que adorar: The Legend of Zelda: Breath of The Wild.

¿Por qué os cuento esto aquí? ¿No es un blog sobre Lucarius y los avances que va teniendo a lo largo de los meses? Así es, pero el análisis del juego me viene como Anillo Único al dedo para seguir hablando de él. ¿Cómo? Ahora lo veréis.

He empezado hablando sobre que considero que Breath of The Wild se ha subido al podio gracias a un cambio de padre a hijo. Creo que incluso de abuelo a nieto. El primer título de Nintendo Switch respira, por todas partes, ese aroma del primer Zelda de NES. Y aquí es donde quería llegar: todas las experiencias que vamos volcando sobre nuestros hijos repercuten de manera negativa o positiva en las acciones que irán tomando cuando se hagan mayores. Y esto mismo ha pasado con la saga de Zelda. Los errores, los aciertos, las nuevas ideas que han ido apareciendo entrega tras entrega se han ido puliendo hasta dar forma al Mejor Juego de la Historia y seguramente tengamos que esperar otros 19 años – quién sabe si más tiempo – para ver algo parecido.

Vayamos punto por punto:

  1. El pasado construye los mitos del futuro: Un mapa en forma de cuadrícula, una cueva, un anciano y una frase: It’s dangerous to go alone! Take this. Después, investiga y piérdete por Hyrule. Así comienza el juego que inició la leyenda en NES. Un mapa gigantesco, una cavidad en una roca y un anciano. Después, haz lo que quieras. Así comienza la nueva obra de Switch: aprendiendo del pasado y tomando como punto de partida todos los elementos que formaron una leyenda. Así es como nuestros pequeños Links van aprendiendo, pero no de la obra de Nintendo, sino nuestras acciones. En gran medida depende de nosotros que cuando empuñe la Espada Maestra y avance en su aventura se convierta en el Héroe del Tiempo y no siga los pasos de Ganon.
  2. Los santuarios. Los nuevos templos del saber: Breath of the Wild no presenta los típicos templos de la saga, sino pequeñas pruebas repartidas en nada más y nada menos que 120 santuarios. En muchos tenemos que usar nuestro ingenio, en otros enfrentarnos a un poderoso enemigo, pero no se queda aquí la cosa. Hay infinidad y cada uno cuenta con una particularidad que lo hace único. Una vez superado obtenemos símbolos de valía que podemos convertir en más vida o más resistencia. Nuestro pequeño tiene ante sí más de esos 120 santuarios que ofrece el juego y cada uno supone una dura prueba que va a ir superando con el tiempo y con sus habilidades. Al igual que Link puede tirar de guía para completar las pruebas, pero en muchos casos, más le vale aprenderlas solo para que en pruebas más complejas y difíciles pueda valerse por si mismo. Además, siempre que consigue esos símbolos de valía irá evolucionando, cambiando, aprendiendo y convirtiéndose poco a poco en el Héroe del Tiempo.
  3. Cuidado con las inclemencias del tiempo: El mundo de Hyrule está vivo. Tenemos lluvias torrenciales, tormentas eléctricas, fuegos capaces de quemar un prado, temperaturas extremas… Link debe tener cuidado con ellas y saber afrontarlas. Ante una tormenta eléctrica, fuera el metal; ante una frío absoluto, prendas de abrigo. Si no se protege, nuestros corazones pueden llegar a cero. Con Lucarius la cosa es parecida, pero a las inclemencias que se enfrenta son frases del tipo “No seas pesado” o momentos donde la paciencia deja paso a la tempestad. Nosotros, los padres, somos ese mundo de Hyrule y debemos procurar que todas esas inclemencias no ocurran mientras nuestro pequeño pasea por nuestras tierras. Le ayudará a completar con mayor facilidad la aventura y salvar el reino de las garras de Ganon. Es cierto que habrán muchas inclemencias que no podremos evitar porque son ley de vida, pero podemos tomar la decisión de actuar como un efecto más de Hyrule os servir de refugio o equipo a Link para protegerle de ella.
  4. Amada libertad sin fronteras: En casi todos los videojuegos que he disfrutado a lo largo de mi vida, siempre contaban con una especie de guía sobre como afrontar el juego. Ahora te toca este nivel, ahora tienes que ir a hacer esta misión. Breath of the Wild ha llegado para romper con todo lo anterior. Puedes dedicarte a recorrer el mundo como te plazca, a hacer lo que quieras, cuando quieras. Puedes ir a por el malo final nada más empezar el juego… Al final, eres el protagonista de tu aventura. Juégala a tu ritmo, con tus formas, tus ideas, tus locuras… Eso mismo pasa con el pequeño Lucarius. Él debe ir avanzando según su propia naturaleza y habilidades. Puede que no llegue a gatear, pero un día de repente le veréis corriendo. Puede que tenga especial debilidad con un juguete  viejo e ignore el flamante juguete nuevo en el que os habéis gastado las rupias del mes. Dejad que explore libremente, que aprenda a equivocarse y a tomar sus pequeñas decisiones el solo. ¿Miedo a que vaya a enfrentarse a Ganon nada más empezar la aventura? Comportaros como el anciano del principio del juego y en vez de una espada ofrecerle vuestra ayuda. Seguro que la recibe con los brazos abiertos.

Link ha madurado mucho y sin duda se trata de un viaje que ha realizado a lo largo de 31 años. Si este hubiese sido el primer Zelda de la historia seguro que no hubiese vivido un viaje semejante, pero la experiencia que ha recibido de sus antepasados ha conseguido que sea un título único, cargado de homenajes, referencias y un cuidado por el detalle extremo: una obra maestra atemporal. Nuestras experiencias y las de nuestros padres o abuelos pasan de generación en generación y depende del cuidado por el detalle y como transmitimos nuestras experiencias a nuestros pequeños para que se conviertan en el Héroe del Tiempo o que con el paso del tiempo… ya no puedan convertirse en héroes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: