No existe un Mario… sin su Luigi

Cuando por fin, en cualquier E3 que se precie, alguna de las compañías presenta una nueva consola, infinidad de emociones y sentimientos vuelan por la mente de cualquier amante de los videojuegos que se precie. Sin embargo, existe algo dentro de ti que te quema, te destroza por dentro y te molesta con un zumbido constante: toca preparar a tu antigua máquina de la llegada a casa de un nuevo miembro de la familia y que posiblemente se lleve casi toda tu atención.

El día en el que MomVader y un servidor decidimos que ya era momento de ir a la cantera a buscar nuevas piedras, empezamos a darle vueltas a un asunto de vital importancia: cómo preparar a Lucarius para el nuevo Despertar de la Fuerza que vendría en unos meses. Nosotros lo trabajamos de la siguiente manera:

  1. Second Player: uno de los puntos fundamentales es que se sienta partícipe de todo lo que ocurre. Déjale el mando y que luche junto a ti contra las hordas de nuevos acontecimientos que van a ir ocurriendo, como si de Locust del Gears of War se tratasen. Si vas a montar el nuevo Halcón Milenario de Piedrita, que sea tu Chewie. Si necesitas comprar la Túnica de la Elegida del Tiempo, déjale ser Link. De esta manera conseguirás que se adapte mejor al proceso ya que se siente el verdadero protagonista de la historia y no un mero NPC que solo está ahí porque debe estarlo. ¡Conecta el mando y déjale jugar!
  2. Ha habido un Despertar… ¿Lo ha sentido?: si no le cuentas nada de lo que está pasando no podrá descubrir los secretos de la Fuerza porque ni siquiera sabrá que existe ese camino. Coméntale lo que va a ocurrir en unos meses. Déjale que cuando se mueva en la tripa de vuestra MomVader particular ponga la mano y sienta algo ahí dentro. Nosotros también optamos por comprarle algún libro ilustrativo que tenga de protagonistas a las dos piedras. Seguro que así se convertirá en Jedi en muy poco tiempo.
  3. Hazte un Counterpart: cuando tengáis en casa a vuestra nueva piedra recordar algo muy importante: sois MomVader y DadVader y podéis enchufar vuestro mando a vuestras dos piedras para que podáis jugar con ambos a la vez. Es lógico que queráis descubrir los secretos y novedades que trae bajo el brazo vuestro nuevo periférico y os peleéis, de manera amistosa, por ver quién tiene la Trifuerza todo el día, pero no podéis descuidar a la otra parte.

Estos son algunos tips que hemos ido practicando desde que fuimos a la cantera hasta los ya dos meses y medio que tiene nuestra Piedrita. Lo más curioso es que Lucarius, no sabemos bien si ha sido por nuestro trabajo, se ha tomado de manera realmente natural la llegada de su pequeña hermanita. Constantemente quiere cantarle la Nana de Zelda, le presta constantemente todos sus coches como si quisiese volar con ella como copiloto de su X-Wing y actúa como Link, defendiéndola contra cualquier devenir del Tiempo. Seguro que ha pensado que no puede existir un Mario… sin su Luigi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: